Garvín de la Jara

Correo electrónico Imprimir PDF

Historia

Su historia, como la del resto de pueblos de la comarca de La Jara, está vinculado más si cabe a Talavera que a Cáceres. Desde muy antiguo, época romana y árabe, hasta hoy, la localidad de Garvín, situada al noroeste de la localidad de Valdelacasa de Tajo, ha vivido numerosos vaivenes en su historia. De la época romana proceden los restos de vasijas y enseres encontrados a las afueras de la localidad, así como los restos del torreón árabe que un día sirvió de enlace y de fuerte para avisar a los habitantes sobre la llegada de enemigos. La influencia de la iglesia católica, que en nuestros antepasados pesaba más que la política o los señoríos, hicieron a Valdelacasa de Tajo, junto con Garvín, dos de las zonas o curatos más importantes de la zona de la Jara.
La zona de la Jara Cacereña, ha estado marcada por la historia talaverana , historia que ha compartido durante siglos, concretamente hasta el siglo XIX cuando pasó a formar parte del territorio extremeño.
Siempre fue considerada  una zona peligrosa por la abundancia de lobos que había escondidos tras los brezos y las jaras, que los ganaderos quemaban para dejarlos sin guarida alguna donde resguardarse. Los lobos están ya extinguidos en la zona, que también fue sitio de batallas por territorios y refugio de bandidos o bandoleros conocidos aquí como “golfines”.
El pueblo ha pasado por diferentes etapas, algunas muy malas debido a la emigración de sus habitantes en épocas difíciles. Actualmente es una localidad que crece con sus tiempos gracias al esfuerzo y trabajo de sus habitantes.

Monumentos Patrimonio

- Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción: Edificio gótico de finales del siglo XIV y principios del XV, con una fabrica de mampostería y sillares de granito. Planta rectangular, dividida en tres tramos por dos arcos diferentes rebajado al posterior y apuntando al mas próximo al altar, los tres tramos se cubren con bovedas estrelladas iguales, que apoyan sobre mensulas decoradas con temas vegetales y de bolas. A los pies tienen un coro elevado sobre carpanel. La sacristía decorado con bolas y el Baptisterio al que se accede a traves de un arco rebajado decorado con temas figurativos y geométricos a candelieri y en el intrados con casetones.La obra se empleo el sillar de granito. En la cabecera aparece un pequeño nicho con arcos de medio punto decorado con bolas y cardinas. Igualmente en la cabecera figura el esqueleto de lo que debido ser un impresionante retablo del que unicamente subsisten cuatro lienzos y la talla de la titular.